Detector de Componentes Orgánicos Volátiles (COV) fijo Modelo FALCO

ImprimirE-mail
¡Diseñado para climas extremos y atmósferas de condensación! El Falco es la última generación de detectores de COV fijos que detectan una amplia gama de compuestos orgánicos volátiles (COV) utilizando la tecnología patentada de detección de fotoionización (PID).
Descripción

INFORMACIÓN

La revolucionaria "tecnología de tifón" protege al sensor PID de la condensación para lograr una mayor precisión en condiciones climáticas severas, ya que el sensor PID incorpora la tecnología patentada de defensa, que elimina prácticamente los efectos de la humedad, normalizando sus lecturas independientemente de las condiciones del ambiente.

El detector de COVs Falco le brinda un rendimiento de vanguardia; confiabilidad, precisión y resultados en los que puede confiar para que pueda estar seguro de que sus empleados cuentan con la máxima protección ante los COVs por una lectura de los mismos contína.

Su pantalla de estado LED multicolor le permite ser visto a una distancia de veinte metros a plena luz del día, lo que garantiza una notificación oportuna ante un estado de contaminación por COVs.

El Falco es muy fácil de operar, gracias a su interfaz de usuario sumamente intuitiva. Cuenta con cinco interruptores magnéticos con confirmación LED, una pantalla OLED de alto contraste y una interfaz gráfica que facilitan que su instalación y su mantenimiento sean rápidos y fáciles.

Cuenta con salidas RS485 (Modbus®), y 4-20 mA, además de contar con un relevador para efectuar acciones sencillas de control y alarmas las que son configurables.

El detector de COVs Falco para instalaciones fijas ofrece lo último en flexibilidad y se puede adquirir en uno de tres rangos de detección, o bien en una variante que cuenta con una bomba de succión para inducir flujo de aire a medir cuando sea necesario.